Saltar al contenido

Aprende con Grados Online

Una de las principales ventajas que plantea estudiar grados a distancia es que se eliminan los horarios rígidos de las clases en un campus. Cada estudiante puede asistir a las clases virtuales cuando quiera. Todos los materiales y recursos didácticos están accesibles de forma permanente en la plataforma del centro, y el estudiante es libre de organizar su propio ritmo de estudio en base a la planificación que se le da. Los grados superior online son enfocados para beneficiar  a cientos de personas. Aprende con grados online.

Hay casas de estudios que cuya oferta académica es 100% online, la flexibilidad horaria es una de las grandes ventajas que ofrece estudiar una carrera de forma de forma no presencial. Pero también tiene otras como la reducción de gastos (sobre todo para aquellas personas que viven en el ámbito rural o que tienen que desplazarse a estudiar a otra ciudad) y el ahorro en tiempo que supone no tener que asistir a las clases presenciales.

Regístrate en un Grado de Derecho Online

Inscríbete en un Grado de Psicología Online

Inscríbete en un Grado de Psicología Online

Grado Educación Primaria A Distancia

Grado Educación Primaria A Distancia

Grado ADE Online

Grado ADE Online

Grado De Marketing Online

Grado De Marketing Online

¿Cómo Se Estudia Un Grado Online?

A través de sus plataformas tecnológicas (campus virtuales) las universidades ponen a disposición de los alumnos todo el material que necesitan consultar y les facilitan las herramientas para interactuar con los profesores y con otros alumnos (foros, videos, tutorías online). Esta forma de trabajar, permite más flexibilidad e independencia a los alumnos y les permite sacar el curso a su ritmo sin presión externa. Esto les permite trabajar y dedicarse a otras cosas de una manera más fácil. A lo largo de cada curso también se programan trabajos en grupo y exámenes online. La única diferencia con las clases presenciales es que, en vez de acudir a una clase físicamente, interactúan en una clase virtual con el docente y sus compañeros. Algunos centros incluso facilitan a los estudiantes clases retransmitidas en tiempo real por webcam (formación en streaming).

Los grados online son interesante para personas que dispongan de poco tiempo, que compatibilicen estudios y trabajo o que residan lejos del centro de la universidad donde se imparte esa carrera. Estudiar un grado online sin duda también requiere esfuerzo, pero facilita un poco más la vida de los estudiantes que trabajan.  Los grados a distancia ayudan a personas que quieran reciclarse, que no lograron terminar sus estudios por motivos personales o laborales y ahora necesitan un título para poder acceder a mejores oportunidades y para personas que viven en núcleos rurales alejados de ciudades donde existen campus universitarios.

Presente y futuro

La educación a distancia es la formación del presente y del futuro. Ya no es necesario formarse de la única manera en la que ha sido posible hacerlo hasta finales del siglo pasado. Internet y las nuevas herramientas digitales permiten que puedas estudiar un grado, un máster o cualquier otra titulación sin salir de casa, sin tener que asistir a clases presenciales y, lo más importante, hacerlo mientras trabajas y a tu ritmo, marcando los propios tiempos y horarios.

Entre las características están:

Administra tu tiempo

Los grados superior online significan que puedes estudiar desde cualquier lugar, ya sea en casa o mientras te desplazas de un lugar a otro, por ejemplo en el autobús o el metro de camino al trabajo. Quiere decir que puedes avanzar desde cualquier lugar en el que dispongas de una conexión a Internet. Significa, en definitiva, tener total libertad y que, al no estar sujeto a unas clases presenciales, eres tú y únicamente tú, quien decide cuándo y cómo invertir tu tiempo en el estudio.

Concilia tu vida laboral, familiar y tiempo de ocio

Es una gran ventaja que puedas administrar tu tiempo va a suponer, por encima de todo, que puedas seguir con tu vida tal y como era hasta ahora, sin tener que cambiarla de forma drástica por el hecho de ser estudiante. Si son capaces de tener una buena organización, podrás, sin ningún problema, seguir teniendo los mismos horarios y dedicando el mismo tiempo a la familia, el trabajo y el ocio.